Acuerdo Mercosur-UE: Repercusiones en Europa

Jul 01, 2019

Europa: Sectores de agroalimentación rechazan el acuerdo, mientras la industria del vino expresa satisfacción por nuevas oportunidades. // Europe: Agri-food sectors reject the agreement, while the wine industry expresses satisfaction for new opportunities.

Tras veinte años de negociaciones, en un cuadro internacional marcado por la incertidumbre del comercio, ciertos sectores cuestionan la aceptación en Europa del acuerdo. La gradación de opiniones pasan por la complacencia de gran parte del sector vitivinícola, y el rechazo del sector de la agroalimentación primaria que acusa al acuerdo como perjudicial y riesgoso para la salud del consumidor europeo.

La firma del acuerdo comercial entre la UE y Mercosur atemoriza a los agricultores europeos, que se sienten perjudicados y utilizados como moneda de cambio para favorecer a otros sectores. Sin embargo, la postura de sector de vino es más matizada y creen posibles algunas ventajas. La realidad se sabrá cuando se conozcan los detalles del acuerdo.

Tras dos décadas de negociaciones el Mercado Común del Sur (Mercosur) y la Unión Europea (UE) aprobaron el pasado viernes un acuerdo comercial. El anuncio fue hecho por los mandatarios de la UE y de Mercosur presentes en la reunión del G20 en Osaka, entre ellos el presidente de Gobierno Español en funciones.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, destacó que se trata del mayor acuerdo que los países europeos han logrado, al ser un mercado de casi 800 millones de personas. Aunque sin citarlo, Juncker lanzó un mensaje a EEUU diciendo que el acuerdo “manda una señal potente de que apoyamos el comercio basado en normas”.

Pero la visión de los agricultores europeos está muy lejos de ser tan paradisíaca. Por ejemplo, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) alerta sobre los enormes riesgos que este acuerdo comercial podría tener para numerosos sectores en España, como el vacuno, el avícola, los cítricos, o el arroz. UPA asegura que el agroalimentario será uno de los sectores que saldrá perdiendo en este acuerdo, y con él, todos los consumidores europeos. Según la organización la UE quiere abrir sus puertas a millones de toneladas de productos producidos bajo normativas mucho más permisivas en materia de productos fitosanitarios o bienestar animal. “Está en juego la calidad de nuestra cadena agroalimentaria, la pervivencia de nuestros sectores y la vida en los pueblos”, afirman.

Los países del Mercosur ya son el primer exportador de productos agroalimentarios a la UE, que tiene un déficit comercial de más de 16.000 millones de euros por ese concepto. La UPA recalca “la hipocresía de Bruselas” al poner en tela de juicio el uso de ciertos productos fitosanitarios a la vez que no impide la importación de alimentos en cuya producción se han usado esos mismos compuestos químicos.

(Extraído del Servicio de Noticias de Mercados del Vino y la Distribución)

Editado en la Redacción de Diario del Vino de Ensenada, Estado de Baja California, Estados Unidos de México

Ultima vez modificado Lunes, 01 Julio 2019 20:11